Mediante la iniciativa de una socia María Jesús Rodríguez que de hecho, acompaña a Rocío, una invidente artista, (canta y toca la flauta) en algunos desplazamientos, preguntó por las relaciones que manteníamos con la ONCE, se le explicó que estábamos pendientes de firmar un convenio que siempre hemos mantenido verbal, pero se quiere pasar a papel para que quede constancia, (por lo de los cambios de posibles directivas). Esta socia se puso manos a la obra y empezó a colaborar, con aportaciones para el convenio, creando un grupo de voluntarios al que se denominó: Grupo de Acción Social (GAS).

En Octubre de 2018 se inicia un programa que quiere cumplir con la función de facilitar la relación en el grupo y canalizar las demandas de voluntariado a OFECUM que realice la ONCE. Facilitado por nuestra voluntaria, con experiencia profesional en Trabajo Social se gestiona “una labor necesaria”. Comienzan las reuniones con las personas adscritas, se crea un grupo de whatsapp para comunicación interna. Por parte de la ONCE se organiza un cursillo para los voluntarios denominado “Técnica guía de acompañamiento”.

Mediante la petición requerida por la ONCE, nuestra coordinadora transmite las necesidades solicitadas y se van sumando los voluntarios con posibilidad del día y hora. Al ser un programa de integración se han realizado Caminares intergeneracionales de inclusión -coordinados por Antonio Bujaldón y colaboradores, aunando de forma divertida y ecológica a socios, voluntarios y usuarios de la ONCE, todos amantes de estas rutas por la ciudad. En los CAMINARES programados van uno a varios voluntarios acompañando a ciegos. Mari Cruz García, Paulino Miranda, Inocencia Pérez, Jenaro de Andrés, María Jesús…

Hemos observado como algunos socios que van a estos paseos se prestan a ayudar y acompañar conversando con naturalidad y agrado a las personas ciegas. Paulino Miranda estuvo acompañando semanalmente a Curro, un chico ciego que quiere jugar al dominó. Jenaro de Andrés acompañó a Conchi en una caminata organizada de 15 kilómetros. La ONCE hace una valoración muy positiva de nuestras intervenciones. Es cierto que viene siendo natural y siempre se han prestado a colaborar desde antes que el Grupo de Apoyo Social existiera, lo que queremos desde aquí es animar a más personas para que formen parte del mismo.

Durante el curso actual 2018-2019 ha estado impulsando el proyecto que se lleva a cabo con el Barrio del Realejo que explicamos en otra página, con el propósito de prestar acompañamiento y apoyo emocional a personas mayores en situación de soledad del barrio, seguimos dándonos a conocer: Ana Collado y María Jesús Rodríguez, han atendido dos peticiones de acompañamiento realizadas por el enfermero Julián Linares y la farmacéutica Eloína Pérez. Poco a poco seguimos esforzándonos en promover un voluntariado preparado y motivado que como sabemos: SOMOS NOSOTROS LOS PRIMEROS EN BENEFICIARNOS.