Nuestra visita de ayer en Almedinilla (Córdoba) nos dejó con ganas de volver en otra ocasión su poblado Íbero del “Cerro de la Cruz” declarado Bien de Interés Cultural es uno de los pocos poblados de Baja Época Ibérica (siglos II-II a.C.) excavándose en Andalucía. Nos habla de la sociedad, de la economía y del medio ambiente de entonces. Muestra el urbanismo de la época, distinguiéndose las estancias según el uso que tuvieran: almacenes o talleres de artesanos, presentando lugares de hábitat y de trabajo (molinos de harina, aljibes, almacenes de ánforas, pesas de telar) que hemos visto.