CRECIMIENTO PERSONAL


El crecimiento personal es la capacidad que tenemos las personas para aprender de nosotras mismas, dejando la puerta abierta a nuevas experiencias, aunque resulten un desafío. Con ello, la persona aumenta sus posibilidades de pensar, sentir y actuar de una manera saludable y plena, y así consigue un mayor bienestar integral a nivel físico, mental, social y espiritual.

El crecimiento personal es un proyecto de vida, un plan a largo plazo en el que hay que trabajar continuamente, porque siempre hay mucho por aprender y se pueden establecer propósitos a cualquier edad y darle un sentido positivo a la existencia. Se puede comenzar dando los siguientes pasos: