AUTOCONOCIMIENTO

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo” (William Shakespeare)

Al igual que hay reconocimientos físicos por los que se descubren fallos en nuestro organismo, y radiológicos que exponen los huesos a la vista para recolocarlos, si fuera necesario; así también  hay ejercicios de autoconocimiento que se realizan sobre diversos ámbitos de nuestra vida y que sirven para exponer nuestras emociones, pensamientos y actitudes ocultas, con el objetivo de conocerlas, comprenderlas, sanarlas y trascenderlas.

Se puede comenzar dando los siguientes pasos: